Enseñando Confesión y Admitiendo Culpabilidad

Enseñando Confesión y Admitiendo Culpabilidad es un artículo sobre los conceptos de confesión del pecado de uno mismo a Dios y siendo responsable por sus acciones.

Enseñando Confesión y Admitiendo Culpabilidad es un artículo sobre los conceptos de confesión del pecado de uno mismo a Dios y siendo responsable por sus acciones.

A la verdad, este punto es muy raro de ver en adultos, y aun más raro de ser visto en niños.

La Naturaleza Humana

Génesis 3:9 Mas Jehová Dios llamó al hombre, y le dijo: ¿Dónde estás tú?
Génesis 3:10 Y él respondió: Oí tu voz en el huerto, y tuve miedo, porque estaba desnudo; y me escondí.
Génesis 3:11 Y Dios le dijo: ¿Quién te enseñó que estabas desnudo? ¿ Has comido del árbol de que yo te mandé no comieses?
Génesis 3:12 Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí.
Génesis 3:13 Entonces Jehová Dios dijo a la mujer: ¿Qué es lo que has hecho? Y dijo la mujer: La serpiente me engañó, y comí.
Génesis 3:14 Y Jehová Dios dijo a la serpiente: Por cuanto esto hiciste, maldita serás entre todas las bestias y entre todos los animales del campo; sobre tu pecho andarás, y polvo comerás todos los días de tu vida.

Primero tenemos que ver que Adán y Eva actuaron exactamente como dos niños. El pariente les dice, “¿Quién rompió el florero?” Y un niño acusa el otro de hablar causado que el mismo lo rompiera. Nadie admite que él es responsable. Este carácter es simplemente como son los seres humanos.




Pero observamos que Dios les dio a cada uno la oportunidad de admitir sus acciones como malas, o sea, pecado, pero en lugar de hacerlo, empiezando a echar el dedo a otro como responsable.

¿Era Eva responsable por su decisión de desobedecer a Dios? Sí. ¿Adán era respnsable por su decisión de obedecer a Eva en lugar de Dios? Sí. Satanás le gusta tomar la responsabilidad de destruir lo perfecto que ha hecho Dios.

En el relato de como empezó el primero pecado, la admisión de la voluntad de uno mismo es muy importante.

Contents

La Confesión y Arrepentimiento necesarios para Salvación

Proverbios 28:13 El que encubre sus pecados no prosperará; Mas el que los confiesa y se aparta alcanzará misericordia.

El secreto de encontrar la verdadera misericordia delante de Dios está envuelto con la confesión. O sea, de actuar como un niño, que él es una víctima en la situación de sus pecados y él no es responsable va a excluirle de la misericordia de Dios. Hoy en día, vemos que la mayoría de la gente, la corriente del mundo es exactamente esto. Se resume en dos puntos, “yo no soy responsable por nada mal en mi propia vida,” y “otros son responsables por mi maldad y el mal estado de mi vida.”

Nadie llega a la salvación de Dios con estes actitudes.

1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.
1 Juan 1:10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

Frente a Dios con nuestras vidas y acciones pecaminosas, tenemos que “tratar con la verdad.” Dios sabe todo y ve exactamente cada cosa que hacemos y pensamos. Entonces, esto no es de informar a Dios algo que no sabe. Lo que Dios quiere es una admisión de nuestros propios labios a los hechos. ¿Qué haz hecho?




Hay dos partes realmente a esto: 1) de admitir nuestros pecados a Dios, y 2) arrepentirse de estos pecados.

No sirve nada de simplemente admitirlos si no vas a dejar de pecar.

Hechos 17:30 Pero Dios, habiendo pasado por alto los tiempos de esta ignorancia, ahora manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan;

En el pasado, Dios dejó a la conciencia de cada persona a reconocer sus pecados delante de Dios y arrepentirse de ellos, pero como fue progresando el tiempo, Dios reveló más y más de su voluntad, y llegó  ser explícito entre nosotros que debemos dejar estos pecados.

Tratando con niños y la maldad

Es muy importante que niños aprenden de ser honestos y no esconder sus pecados. Yo soy pastor y entiendo muy bien nuestra situación en la Iglesia. Gente van a la iglesia porque quieren. Si no es agradable, no vienen. Peor si la persona es un niño y no quiere venir por todos modos, y sus padres le hacen a venir. Okay. Entiendo. Pero este principio tiene que ser enseñado ni modo. Los padres deben hacerlo, pero la maestra de escuela dominical también debe enfatizar el punto y explicarlo.

Tenemos que enfatizar que 1) Dios es santo, o sea, sin pecado, sin hacer lo malo, 2) Dios se enoja con nosotros cuando actuamos afuera de lo que agrada a Dios, y esto es pecar. 3) Para ponerse bien con Dios, tenemos que venir a Dios confesando y arrepentiendo de nuestros pecados.

La Amplitud de este principio

Santiago 5:16 Confesaos vuestras ofensas unos a otros, y orad unos por otros, para que seáis sanados. La oración eficaz del justo puede mucho.

Este principio no es solamente entre Dios y nosotros, se extiende hasta también con tus tratos con otros en esta vida. Cuando hacemos mal hacia a otra persona, debemos admitirlo, confesarlo a esta persona y arrepentirnos de aquella conducta.

Arrepentimiento, el Dejar este conducta

Primero, tenemos que entender que no somos nada. Nuestros esfuerzos no impresionan a Dios. Dios ya sabe lo que es el ser humano, y sabe que tan debiles que somos. Pero Dios aun nos ayuda. Dios tiene puntos, como el ejemplo de Jesucristo, el Espíritu Santo, la oración, etc. que pueden concedernos poder, en que podemos usar estas cosas para obtener fuerza espiritual. Pero aparte de Dios, vamos a fracasar grandemente.

Aunque Dios nos presenta elementos para obtener la fuerza espiritual, tenemos que usarlos o no vamos a lograr nada.

Segundo, en general, la gente cristiana no buscan estos. Fallan, y en depresión y derrota, quejan con Dios, y unos pocos tropiezan por accidente sobre la solución.

Pero el arrepentimiento del pecado habla de darse la vuelta de un camino que uno no deseo para irse en el camino que Dios quiere donde vayamos. El punto parece perdido en el cristianismo de hoy.

Cada cristiano y iglesia deben ser saturados con arrepentimiento como costumbre y cosa común. Nosotros cristianos debemos siempre estar estudiando la Biblia para encontrar la voluntado de Dios, y sabe lo que no le agrada y lo que agrada, siempre buscando a agradarle.




Además….

Lucas 11:4 Y perdónanos nuestros pecados, porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.

Además, de cambiar nuestras vidas “una vez”, esto debe ser parte de nuestras vidas. O sea, un enfoque debe ser visto muy fuertemente sobre el perdón. El Señor Jesucristo dijo que el perdón debe ser parte de nuestras vidas tal que se extiende a perdonar a otros en esta vida. Si no lo es, hay duda que si eres salvo realmente.

Mateo 6:12 Y perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores.
Mateo 6:13 Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, « por todos los siglos.» Amén.
Mateo 6:14 Porque si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial;

O seas, este punto con cómo tratamos a otros, de no ofender, perdonar, de confesar nuestras ofensas que hemos hecho a los que hemos ofendido, buscar restoración con estas personas, etc. entra en la ecuación de que es nuestra salvación. Esto es lo que hacemos con Dios para ser salvo.Para ser salvo uno tiene que tratar con SUS PROPIOS PECADOS, y confesarlos y arrepentir de ellos. Todo el asunto del pecado gira alrededor del pecado.

Para ser salvo, el niño tiene que entender que ha pecado contra Dios, lo que es el pecado, y tiene que sinceramente dejar sus pecados para andar en la justicia.

Más de la categoría de Ayudas para Maestras

Enseñando Confesión y Admitiendo Culpabilidad


Virilidad del Hombre Parte 1

Reciente Sermones por Pastor David Cox
¿Qué es de ser un hombre? 2 Reyes 2:2 "esfuérzate, sé hombre". 4 sermones para hombres. Es correcto (aún es más, Dios nos manda a ser hombres) pero el machismo es un pecado. Estos sermones van a definir la tarea de ser un hombre como Dios le quiere en contra de toda la perversión sobre el tema en nuestro día.
Los 4 Sermones en PowerPoint
Parte 1 | Parte 2 | Parte 3 | Parte 4
También ve un folleto sobre lo mismo: fam52 La Virilidad del Hombre
Ve el canal especial de sermones desde en youtube.com.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *