Advertensia


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


Feb 242016
 

Cómo dar una clase de Escuela Dominical

Cómo dar una clase de Escuela Dominical
Por Nicole Muñoz (1 hr 24 minutos)




Cómo dar una clase de Escuela Dominical

cómo dar una clase de escuela dominicalEsta muchacha es americana parece pero se entiende bien. Ella da instrucciones o tips qué hacer, y qué no hacer. Lo que ella hace es una sobrevista sobre enseñar en escuela dominical.  Aunque ella usa unas guías en que se puede dividir el tiempo, y para personas que nunca han enseñado antes, esto puede ser de ayuda, pero en general no. Da información sobre como preparar el salón antes de llegar. Hace la sugerencia de dos maestros para cada clase, y toman turnos y hacen diferentes tareas en la clase. Como digo, es difícil de seguir todo lo que dice en una clase, y se hace difícil para la maestra si tratas de hacerlo.




 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


fam11 Las Madres Piadosas

En este folleto examinamos la mujer piadosa en la luz de la Biblia.
Ve el folleto en línea fam11 Las Madres Piadosas

Sermón en AUDIO: fam11 Las Madres Piadosas

Cada persona tiene una madre. Es triste que muchos crecen sin el amor bíblico en esta mujer hacia a la persona. Si tu madre es cristiana y piadosa, puede invertir un gran juego de valores y bendiciones que vas a llevar contigo por toda la vida, y puede cambiar tu vida a ser una gran bendición y placer, o si no es piadosa, esta experiencia puede cargar tu vida con problemas y complejos hasta tu muerte. Cada mujer cristiana debe ser una bendición a su esposo y hijos.