Horne Los objetivos de la educación

Horne Los objetivos de la educación

Los objetivos de la educación es un resume y comentario sobre el libro Horne Jesús el Gran Maestro de 29 capítulos. Horne escribió del punto de vista cristiana.

Los objetivos de la educación;
1. Desarrollar un cuerpo sano.
2. Formar un buen carácter.
3. Para refinar el sentimiento.
4. Informar y equipar el intelecto.
5. Hacer un buen ciudadano.
6. Cultivar la habilidad productiva.
7. Relacionar la vida con su Fuente y Meta.

En que Horne nos presenta sus Los objetivos de la educación aquí, podemos examinarlos y hacer comentario.

Ahora hágase la pregunta: ¿Hasta qué punto aparecen estos objetivos en la obra de Jesús como maestro?

1. Sanó los cuerpos de los hombres y los sanó.
2. Vivió y enseñó los más altos estándares de carácter moral.
3. Señaló las bellezas de la naturaleza.
4. Enseñó verdades éticas y espirituales y entrenó la inteligencia de sus discípulos.
5. Era un buen ciudadano y enseñó la obediencia a la autoridad civil.
6. Fue carpintero y enseñó las virtudes económicas.
7. Él era el Hijo y la vida espiritualizada.

Notamos entonces que Jesús practicó lo que predican los educadores modernos, que la educación completa es séptuple, es decir, física, moral, estética, intelectual, social, vocacional y espiritual. Tanto en la práctica como en la teoría, el Gran Maestro estableció hace mucho tiempo los estándares que son también los de nuestra pedagogía moderna.

Observaciones por Pastor David Cox sobre Los objetivos de la educación

1. Desarrollar un cuerpo sano.

  • Jesús sanó los cuerpos de los hombres y los sanó.

Para el cristiano, Dios declara que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo morando adentro de él mismo. Entonces el cristiano tiene responsabilidades hacia este cuerpo. De una mano, tiene que ver que es sano físicamente todo lo que puede. Debe hacer ejercicio y debe cuidarlo para que sea sano. De la otra mano, no debe abusar de su cuerpo. En este caso, no debe fumar, no debe consumir alcohol ni tampoco drogas.

2. Formar un buen carácter.

  • Jesús vivió y enseñó los más altos estándares de carácter moral.

La educación que la Biblia presenta principalmente es moral. El maestro tiene la carga principal sobre todas las metas que hay, de imponer los principios de la Biblia en la vida actual de sus estudiantes.

En este caso, hay una guerra espiritual pasando. Para los niños, están peleando con su voluntad de dictar en su vida. Esta guerra se manifiesta por berrinches y una voluntad fuerte, y excesivamente controlando su vida. Tienen que tener su voluntad. Dios quiere que sus hijos sean obedientes, no berrenchudos. Pero la guerra pelea así cada día. La Biblia obliga a los padres de disciplinar a sus hijos. La disciplina corporal es obligatorio como métodos para los padres. El padre que ama a su hijo, disciplina su hijo temprano y mucho. Pero ¿En qué situación puede un padre no amar a su hijo? Yo no puedo imaginar ni una.

Si el nombre de la guerra de los niños es ¿cuál voluntad va a ganar? con los jóvenes es pura rebelión. Los jóvenes tienen las hormonas empezando, y estas hormonas van a motivar y dar energía a lo que hacen en la vida. Entonces, es peor la guerra con ellos. Igualmente sigan la guerra de las voluntades (si el niño no es salvo, aun entre salvos es difícil). Pero con los jóvenes, tienen motivos en super fuerza adentro de ellos luchando por dominar su vida. El sexo, el ser reconocido, el ser feliz, las emociones que salen, etc.

Todas estas guerras tienen que ser conquistadas con la Palabra de Dios y con la moralidad que quiere Dios. Si no, se extienden en la vida de adulto. Simplemente, muchos perdieron estas batallas y guerras, y viven niños en cuerpos de adultos.

3. Para refinar el sentimiento.

  • Jesús señaló las bellezas de la naturaleza.

Dios no ignora nuestras emociones. Son de alto valor. Nos distingue entre nosotros y los robots. Pero el mundo deja que sus emociones sea el amo de sus vidas dictando lo que hacen. Todos sabemos que tenemos que levantarnos y ir a trabajar. Pero unos se quedan en la cama sin ir, y luego se arrepienten porque no hay dinero o pierden su trabajo. Entonces Jesús nos enseñó cómo sentir bien, pero también cómo sujetar nuestras emociones para que no echen a perder otras áreas de nuestras vidas.

En el caso de los jóvenes en la iglesia, tantas veces agarran bien temprano que dejan sus emociones manipular al máximo sus vidas. Todo es una pregunta de que dicen las emociones al momento, pero como están pasando la pubertad, sus emociones dicen mil cosas al momento, y ellos no pueden discernir lo que es dominante o qué deben hacer.

4. Informar y equipar el intelecto.

  • Jesús enseñó verdades éticas y espirituales y entrenó la inteligencia de sus discípulos.

Parte del desarrollo de los niños y jóvenes hasta adultos es su mente. Es muy importante que tienen una base desarrollado de Dios y sus deseos para nosotros. Tiene que saber la moralidad que quiere Dios. Pobre es la persona que no ha aprendido de todo esto desde la Biblia. El maestro de escuela dominical tiene que orientarles.

5. Hacer un buen ciudadano.

  • Jesús era un buen ciudadano y enseñó la obediencia a la autoridad civil.

La educación cristiana es para producir un producto de un buen cristiano. Ninguna persona puede clamar que es un buen cristiano si no es también un ciudadano responsable y participando en su gobierno si es posible. Quiere decir que en un país comunista, no se puede participar, pero no es mal ciudadano tampoco. En otros tipos de países, los cristianos contribuyen a su sociedad.

6. Cultivar la habilidad productiva.

  • Jesús fue carpintero y enseñó las virtudes económicas.

Cuando hablamos de educación, está incluido la idea de capacitar la gente para ser productiva. Actualmente, esto sale maniféstandose en la forma de una persona que puede hacer las cosas de la vida por si mismo. Podemos llamarlo simplemente, de ser maduro. No hay razón que una persona que maneja un coche no sabe como cambiar una llanta, o arreglar cosas simples del coche, como cerrar el coche, llenarlo de gasolina, etc. Igualmente, los varones deben saber como lavar su propia ropa, cocinar algo simple para sostenerles, etc.

El objetivo de la educación cristiana es madurez en el estudiante. En la escuela, es un proceso alargado. No puedes enseñar a un joven calculo si no sabe álgebra, ni puedes enseñarle álgebra si no sabe la matemáticas simple, ni puedes enseñarle matemáticas si no puede leer y escribir. No puede leer y escribir si no sabe el alfabeto. Actualmente el kinder es esencial para que los niños aprendan de poner atención en una cosa por un largo periodo para ellos (tal vez una hora sin distraerse). Entonces estas habilidades se edifican lentamente sobre los años de la escuela.

Para el cristiano, tenemos que entender qué es la salvación primero sobre todo. Después tenemos que saber de la Biblia, y poco a poco por largos años de asistir una buena iglesia, por sentarse con padres que enseñan la moralidad, y aprender para aplicar los principios morales de Dios en sus vidas. Es un proceso largo y necesitamos (estudiante y maestro) mucha paciencia para lograr el objetivo.

7. Relacionar la vida con su Fuente y Meta.

  • Jesús era el Hijo y la vida espiritualizada.

Tocamos en este punto arriba en número 6. De los objetivos de la educación, este objeto de la vida eterna es lo más importante. Aparte de irse al cielo cuando muere, tenemos que enseñar el estudiante como sacar esta moralidad y buena experiencia de comunión con Dios para que el estudiante disfruta a Dios. Cuando uno anda bien con Dios, hay paz, gozo, energía espiritual. Tantos cristianos hoy en día dicen que van al cielo pero no saben nada de lo que esta salvación puede hacerles hoy y ahora en la tierra. El maestro de escuela dominical que realmente buscan los objetivos de la educación bien va a ayudarles y va a recibir un gran premio de Dios mismo en la eternidad.

Más Entradas sobre Ayudas para Maestros


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


Por que no debemos celebrar a Halloween

En este libro, exploramos los origenes de Halloween y el Día de los Muertos. Examinamos de donde vino estas tradiciones. También examinamos muchos o casi todos los iconos como brujas, momias, zombies, vampiros, etc. y explicamos como estos iconos van en contra de lo que la Biblia enseña, Dios ha puesto una vez la muerta y después de esto, el juicio de cada uno. No hay que regresarse después de la muerte. descarga.