Advertensia


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


Mar 232016
 

edj 02-12 Resolviendo tus Problemas

Resolviendo tus Problemas
Por David Cox

Una clase de Escuela Dominical sobre como tratar y resolver tus problemas. Esto es del punto de vista cristiana, que buscamos ayuda de Dios y la Biblia.




Resolviendo tus Problemas
Por David Cox
© 2015
Escuela Dominical Volumen 2, Número 12
https://www.maestro-de-escuela-dominical.com

La vida es llena de problemas y parece que nadie puede vivir sin Problemasencontrarse en problemas una vez u otra. Pero a la verdad, vivimos de un problema al otro, con muchas problemas encima de nosotros todo el tiempo. Es importante que el cristiano entiende cómo resolver y tratar las problemas en su vida.

1. La fuente de toda problema es el pecado. Adán y Eva vivieron en el paraíso hasta que entró el pecado, y desde allí siempre la vida ha sido duro. Gén 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. Todo problema es una consecuencia del pecado, y el pecado es simplemente el desobedecer los deseos de Dios. Por ejemplo, Dios quiere todo sexo queda entre pareja adentro del matrimonio. Por no obedecer este deseo de Dios, entra todo típo de enfermedad sexual, la SIDA, y embarrazos no deseados, etcétera. Pero aparte de esto, y si nada de esto pasa, aun el sexo afuera del matrimonio deja una persona con sentidos de ser rechazado, dañado emocionalmente, y deprimido, y culpable delante de Dios. Uno fue usado por el otro, y luego te deja en la miseria. Y de pilón, Dios desaprueba todo esto. Todo se evita si encuentras la voluntad de Dios, y te quedas en ella.




2. ¿Qué es la causa del problema? Quítala y evítala en el futuro. Antes de “salirse de tu problema”, fíjate de dónde vino el problema, y quita este fuente, y evita que entra de nuevo. Nuestros problemas vienen del pecado, a veces de nosotros mismos, y a veces desde otros. Puedes encontrarte en una familia “disfuncional”, donde hay personas que causan grandes daños a otros. No deja pasar por alto que todo esto viene porque estos no obedecen a Dios, pero no es TU CUMPLA DIRECTAMENTE. Si tú encuentras pareja igual como estos, entonces acomódate con los problemas porque de veras tendrás muchos. Pero igual, lo que tú eres, atraerás a tí mismo más de lo mismo, y causas estas penas en las personas más cerca de ti (tu familia). Entonces si eres una persona que no importa mucha la voluntad de Dios, atraerá el mismo típo de persona y problemas a tu vida, y aunque encontras a un buen cristiano como pareja, le causarás a esta persona de ser como tú eres. No hay sustituto para una vida dedicada a Dios en obediencia.

Tratas con el problema al raíz, no las consecuencias. ¿Eres embarrazada sin ser casada y sin paraje? El bebé no es tu problema, pero tu desobediencia delante de Dios, tu buscar placer como acomoda lugar.




3. Problemas que son resultados de nuestras decisiones. Debemos entender que nuestras propias decisiones que hacemos en la vida son la fuente de muchas de nuestras problemas. Pero hay un secreto aquí, no es que tienes que ser super sabio para resolver tus problemas, pero tienes que ser fiel y constante con Dios. Dios mismo va enseñándote el camino correcto para salirse de tus problemas, pero solamente cuando te prestas a esto. O sea, si en las cosas que son fáciles y obvías te haces fiel, en las cosas difíciles y duras Dios te ayuda. Dios quiere que asistes a la iglesia, oras diario, estudias tu Biblia, seas de buena carácter como Jesús, que obedeces a tus padres, etcétera. El problema es que cuando sabes estas cosas obvías, y no cumples, entonces en lo difícil Dios no te va a ayudar mucho. Cuando haces obediente y fiel en lo simple, Dios te ayuda con lo difícil.

Pro 18:15 El corazón del entendido adquiere sabiduría; Y el oído de los sabios busca la ciencia. El punto es de presentar a Dios una larga y fiel historia de escuchar y obedecer a la voluntad de Dios. Haciendo esto, Dios te promete hacerte sabio y ayudarte.

4. Problemas no provocados por ti mismo. Stg 1:2 Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, 3 sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia. 4 Mas tenga la paciencia su obra completa, para que seáis perfectos y cabales, sin que os falte cosa alguna. El ejemplo de Job entra fuertemente aquí. Dios prueba la fidelidad de uno por las problemas que Dios deja en tu vida. Quiere ver como resuelvas las problemas, y si buscas la ayuda de Dios en resolverlas. Sal 145:14 Sostiene Jehová a todos los que caen, Y levanta a todos los oprimidos. Esta relación con Dios como nuestra Salvador o Auxilio, solamente viene cuando tenemos problemas, y nos fijamos que estamos en problemas buscando su ayuda. Además por medio de la oposición, fracaso, y problemas en tu vida, se edifica la fe de uno. Stgo 1:12-17, 24 indica que somos fácil y rápido de olvidar lo que somos, 1Pe 1:6 En lo cual vosotros os alegráis, aunque ahora por un poco de tiempo, si es necesario, tengáis que ser afligidos en diversas pruebas, 7 para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más preciosa que el oro, el cual aunque perecedero se prueba con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando sea manifestado Jesucristo. Entonces, la prueba de la vida establece que tan en serio amas a Jesús. 2Te 1:5 Esto es demostración del justo juicio de Dios, para que seáis tenidos por dignos del reino de Dios, por el cual asimismo padecéis. Además por medio de nuestro sufrimiento, o sea, cómo reaccionamos y tratamos el sufrimiento, demostramos las calidades de Dios en nuestra vida. A la verdad, problemas son esenciales para la vida del cristiano, porque por las problemas, se ve qué eres, como en el caso de Job. Pablo dijo, Hechos 14:22 confirmando los ánimos de los discípulos, exhortándoles a que permaneciesen en la fe (que sean fieles con Dios), y diciéndoles: Es necesario que a través de muchas tribulaciones entremos en el reino de Dios. Pablo reconoció que tuvo muchas problemas y que había pasado mucha aflicción. Esto era porque decidió a seguir a Cristo y cumplir con su ministerio. Pero Pablo no tomó estas problemas como maldad, sino como pasos necesarios para él en su vida y ministerio. Fili 1:12 Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han redundado más bien para el progreso del evangelio, 13 de tal manera que mis prisiones se han hecho patentes en Cristo en todo el pretorio, y a todos los demás. 14 Y la mayoría de los hermanos, cobrando ánimo en el Señor con mis prisiones, se atreven mucho más a hablar la palabra sin temor.

Rom 8:17 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. 28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. El chiste es de aguantar el sufrimiento o problema, responder a ello bíblicamente, y luego entender que por todo esto, Dios está usándolo para juntarnos premios celestiales para nuestra cuenta celestial.




Cómo encontrar solución adecuado

La solución adecuada depende en muchas cosas. Primero, si tu problema viene por pecado tuyo, confiésalo a Dios, 1Jn 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. La confesión no funciona si no es acompañada con el arrepentimiento hacia la conducta incorrecta. Además no es suficiente de solamente dejar de hacer algo, casi siempre el pecado toma control de la vida de uno, y vence la persona, pero también toma lugar de algo correcto y justo que no estamos haciendo, y esto es la justicia que no buscamos desde luego.

Otro problema es la falta de fe de nuestra parte. Simplemente quiere decir, que no creemos suficientemente en las soluciones que Dios nos ofrece. Por ejemplo, uno piensa que necesita o quiere demasiado el sexo, y el abstenerse hasta la boda “no es bueno” o “no es para mi.” No confías en la decisión de Dios, y esto es falta de fe. Esto quiere decir que tú te pones tu sabiduría y entendimiento arriba de lo de Dios.
Obediencia a la voluntad de Dios es otra solución aquí. Jn 14:15 Si me amáis, guardad mis mandamientos. 21 El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. 23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. Hay una dinámica aquí. Somos salvos porque amamos a Jesús, y si le amamos, queremos agradarle por hacer su voluntad. La obediencia viene porque estamos convencidos que Dios sabe mejor que nosotros (nuestra confianza), y porque amamos a Dios tanto que le obedecemos sin pelear con Él. Si no te importa lo que quiere Dios en tu vida, entonces no le amas realmente, y no eres salvo. Si eres salvo, vas a buscarle y su voluntad para hacerle feliz contigo.




 

Edj02-12-Resolviendo tus Problemas
Edj02-12-Resolviendo tus Problemas
edj-s2n12-resolviendo-tus-problemas.pdf
Version: 1
227.1 KiB
528 Downloads
Details

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


Analizando el proceso de la fornicación

Sermones por Pastor David Cox

En esta serie de cuatro sermones, examinamos el proceso de la fornicación.

1. El Proceso de la Fornicación.
2. La Cosecha.
3. La Carnita
4.Definición de Fornicación.