Advertensia

Jun 052018
 
Seminario Americas doctrina de la salvación doctrina de Dios Bibliologia y hermeneutica

En esta clase de escuela dominical sobre la doctrina de la Salvación, aprendemos varias temas sobre el pecado del hombre y la salvación de Dios. Temas son como el hombre, el pecado, la salvación, la gracia, el llamamiento, el arrepentimiento, la fe, la conversión, una unión con Cristo, la justificación, la regeneración, la adopción, la santificación y la glorificación. Este estudio sobre la doctrina de la salvación en la Biblia da una buena sobrevista sobre las temas principales de la salvación. Si quieres un buen repaso  de la salvación o un buen estudio para primera vez, esta clase será muy bien para cualquier de los dos.

Tal vez hay temas más profundas en la doctrina de la salvación que no está en este estudio, pero este estudio es un buen lugar de empezar, aunque hay unos elementos que otros quieren introducir también en la salvación, llegan a ser más de confusión que ayuda muchas veces. Estas temas son los esenciales. Abajo en la parte “véase también”, tengo vínculos a unas obras sobre la doctrina de la Salvación que pueden ser más elaboradas. A la verdad, para escuela dominical, es mejor de quedarse en la presentación más simplemente y al punto (como este estudio).

Continue reading »


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


Sermón de Audio: Estimando la Salvación

En este sermón tomado desde el folleto por el mismo nombre, vemos el elemento esencial de la salvación que es uno tiene que estimar su salvación. Es verdad, mejor perder todo en este mundo, pero no poner en riesgo tu salvación.

TEMAS
La Prioridad y valor de la Salvación
La Salvación vale más que la familia
La Salvación vale más que la salud
La salvación vale más que las riquezas
Tenemos que Contar toda Pérdida
"No tengo tiemor para Dios"

Un excelente sermón. Este explica porque hay gente que dicen que aceptó a Cristo, pero luego, abandona el cristianismo. Nunca fuera verdaderamente salvos porque pensaron tan poco (no de mucho valor) que era la salvación.