Tips para la Maestra

Esta entrada es solamente unos tips de trabajar con los niños en escuela dominical.

Esta página es simplemente una lista de observaciones o “tips” (ayudas) para enseñar una clase de escuela dominical. Esta página será cambiada y añadiré más material con tiempo.

Por Pastor David Cox




Preparación

  1. El maestro debe entender que su trabajo es espiritual, y tiene que orar y entrar en ello con una buena actitud espiritual. Siempre recuerda, lo agarrarán más de lo que ERES de lo que DICES.
  2. Conoce tu material muy bien. Estudia tus apuntes entre semana, y dedica sábado y domingo en la mañana más bien para orar y ponerte en una actitud espiritual que hacer la preparación de estudiar el material.
  3. Es muy importante que entiendes que tu parte en la enseñanza de niños y jóvenes es un ministerio espiritual. Debes saturar tu ministerio en oración especialmente antes de enseñar. Haz oración para los niños y sus situaciones difíciles. Debemos alistar a cada uno de ellos y orar cada noche en tus oraciones por cada persona. Solamente así puedes enfocar bien en cada uno, como un mayordomo espiritual con la carga de estas personas. También fíjate que cada niño es un prisionero. Dios puso a cada uno en su situación de familia, y ellos no tienen recursos para salirse de malas familias o padres abusivos o indiferentes a las cosas espirituales. Ayúdales. 



Enseñando

  1. El punto más importante, enseña moralidad, y empieza por tener una larga historia de vivir la moralidad que Dios nos da antes de tratar de enseñarla a otros. Los estudiantes captarán primero la hipocresía y soberbia antes de nada, y desde este punto, nada bien saldrá.
  2. Siguiendo el punto arriba, enseña la Biblia. Es bueno de establecer y edificar una relación con los jóvenes, pero sobre todo, lee versículos de la Biblia, y explica estos a ellos para que ellos entiendan, y luego escucha a ellos para explicar más o para cambiar el tema a lo que les molesta más sobre la vida. El buen maestro debe enseñar principios morales que les ayudan a los estudiantes con los problemas que ellos particularmente tienen.
  3. Toma tiempo y esfúerzate de conocer cada uno de tus estudiantes, incluso sus familias y situaciones. Si tomas el tiempo de ser su amigo, ellos te abrirán con los problemas más difíciles de sus vidas.
  4. Ten un plan exacto de lo que vas a decir, y planea tiempo a conocer los estudiantes al principio, y tiempo para charlar de sus problemas al final. Déjeles hablar por controla la situación y corta la discusión para que todo el tiempo no se va sin realmente lograr nada. Habiendo dicho esto, hay días en que el buen maestro simplemente dejará sus apuntes cerrados, y tratará con los problemas de los jóvenes al momento, y a veces tomará todo el tiempo. Déjalo pasar, y no lo para. Luego enseñas sobre los apuntes otro domingo, pero si hay crises al momento, entonces toma la oportunidad de resolver, dar consuelo y guianza, y ayudar cuando uno te pide. Lo más grave los asuntos, lo más necesitas poner tu pastor a conocer lo que tienes de problemas con ellos.
  5. Entiendes y conoces bien la edad que estás enseñando. Para los más pequeños, debes hablar poco y muchos manualidades. Para los de la primaria, es más hablar, y manualidades. Para los de la secundaria, usas imágenes de palabras, historias bíblicas de personas en la Biblia para ilustrar principios. Con estos debes tomar mucho tiempo para planear su situación antes de hablar de lo espiritual directamente. Para jóvenes, no haces nada de manualidades, y no seas aburrido!!!! Habla de principios espirituales y situaciones en que ellos mismos tienen crises y problemas. Háblales de fumar, usar drogas, suicidio, sexo, rebelión, etcétera. Recuerdas, antes de la secundaria, niños tomarán tu palabra sin mucha pelea, pero con los de la secundaria y preparatoria, se vale para ellos de rehusar a cada palabra que viene de tu boca. Tienes que usar con mucha astucia la autoridad de la Palabra de Dios, y no tanto tus ideas o experiencias.
  6. Como un punto de seguir número 5, siempre busca que los estudiantes tienen participación con tu clase y enseñanzas. Para los estudiantes antes de la secundaria, es manualidades. Para los de la secundaria y primaria, es por discusión.
  7. Pregúntales para saber si les gusta tu clase, o si hay puntos malos (aburridos). Dé una clase de una forma y otro domingo de otra, y luego preguntas cuál les pareció mejor. Enfoque todo que puedes sobre los gustos de tus estudiantes, y trata de evitar los disgustos. En este punto, lo más que haces tu clase como las clases de ellos en la escuela, lo menos van a gustarlo probablemente. Entonces varea los elementos para tratar de mantener interés.
  8. Busca material con imágenes fuertes y bonitos para los menos que la preparaoria. Usa música, imágenes, y actividad para que no se aburran.
  9. Insiste en que hay orden en el salón. Ore en voz alta para cada estudiante, y ore que Dios le enseña la verdad, y le bendice su vida.
  10. Usa un asistente (aun un joven para las clases de los de la secundaria hasta los más pequeños). Aparte de ayudar los niños con manualidades, un asistente ayuda a controlar el salón.
  11. Ten entusiasmo, y habla fuertemente y claro. Pon interés en tu material y lo que haces, porque si el maestro parece que casi se duerme en hablar, es seguro que sus estudiantes se aburrirán. El animo que tu llevas a cada clase es lo que lo jóvenes les gustaría tener. Si no hay animo, tampoco querrán algo que quieres darles.
  12. Tratas de no parecer como un sabe-lo-todo. Tratas con cosas honestamente, habla de la Biblia y la vida, y cuando no sabes, confíesalo a ellos. Díles que vas a estudiarlo o pedir ayuda de otro con más conocimientos, y la próxima semana vas a contestarles.

 





Sermón No hay cobardes en el cielo

Apoc 21:28 excluye los cobardes del cielo. Si uno tiene miedo que le controla tanto que no ir adelante para Dios, para obedecer a Dios, tampoco cree en el poder y las promesas de Dios. Para Dios (de este versículo), esta persona no tiene fe salvadora tampoco. Si uno cree en Dios, entonces cree en las promesas de Dios, y vive lo que Dios le manda. Cobardía es de ver peligro y no actuar, de correr si hace algo. Esto no es un cristiano.
Nuestro Canal de YouTube.


3 comentarios sobre “Tips para la Maestra”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).



Buena Materia para Predicadores #1

  • El Pastor: El Intercesor Espiritual
  • Cien Pasajes Esenciales para Predicar
  • Requisito para Pastor: Amable y Apacible
  • a Duración del Sermón
  • La Importancia de Exposición en Predicar
  • Predicación eficaz 1
  • Preparación y Presentación de Sermones 38 pgs
  • ¿A Qué Le Temes? No Calles Más, Predica La Palabra De Dios
  • Cox Claridad en Predicar
  • El Patrón Divino en Enseñar Moralidad
  • Cómo elaborar sermones eficaces
  • Análisis de Sermones
Haz clic en la foto para ver la lista completa con vínculos a las entradas.