Advertensia

May 232012
 
Sexo amor jovenes

Sexo y Amor:
Como Dios lo Ve

Por David Cox
© 2012

Escuela Dominical Serie 3, Número 4
www.maestro-de-escuela-dominical.com

Heb 13:4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho (sexo) sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.

La palabra para “lecho,” koite o cama, aquí en griego es actualmente la palabra para sexo. Dios nos declara que el sexo es “honroso”, puro, o sin contaminación. O sea, no hay nada de pecado en el sexo, en sí, pero toma el carácter de pecado o algo perfectamente normal y agradable delante de Dios dependiendo “con quien” estás haciéndolo, y a qué estado en la vida estás (casado o soltero). Cuando un hombre y una mujer se casan, después de casarse, tienen sexo, y esto es aprobado delante de Dios. Actualmente es mandado que no se nieguen entre sí una vez que se casan. (1Cor 7:1-5).

En Hebreos 13:4, Dios califica que aunque el sexo adentro del matrimonio no es pecado, la fornicación sí es pecado, y Dios va a juzgarlo. La fornicación es más amplia, indicando cualquier tipo de pecado sexual, como entre solteros, con parientes cercanos, si son casados (adulterio, que es un pecado en contra de tus votos conyugales), homosexualismo, lesbianismo, o aun bestialidad (sexo entre un ser humano y un animal). Continue reading »


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).


fam11 Las Madres Piadosas

En este folleto examinamos la mujer piadosa en la luz de la Biblia.
Ve el folleto en línea fam11 Las Madres Piadosas

Sermón en AUDIO: fam11 Las Madres Piadosas

Cada persona tiene una madre. Es triste que muchos crecen sin el amor bíblico en esta mujer hacia a la persona. Si tu madre es cristiana y piadosa, puede invertir un gran juego de valores y bendiciones que vas a llevar contigo por toda la vida, y puede cambiar tu vida a ser una gran bendición y placer, o si no es piadosa, esta experiencia puede cargar tu vida con problemas y complejos hasta tu muerte. Cada mujer cristiana debe ser una bendición a su esposo y hijos.