James Guía 4. FORMA de enseñar

FORMA de enseñar es un artículo sobre cómo la maestra debe enseñar en su forma.

James Guía 4. FORMA de enseñar

FORMA de enseñar es un artículo sobre cómo la maestra debe enseñar en su forma.

Es inspirado por el libro por John Angell James La Guía para el Maestro de Escuela Dominical, 1816.

Las Diferencias entre gente

Antes de nada, no somos una fabrica produciendo copias iguales de la misma cosa en las personas bajo nuestro ministerio. No. Aunque todos somos imitadores de Jesucristo, Dios da diferencias de persona, de carácter, de talentos, de gustos, etc. Sobre todo, Dios llama y prepara a diferentes personas para diferentes ministerios y vocaciones.

Una maestra tiene que analizar cada estudiante y preparar y cambiar sus enseñanzas para cada uno de sus estudiantes. Unos son muy listos y aprenden rápido. Otros son lentos, y ella tiene que presentar un asunto en una forma y luego en otra, y luego en otra. Investigaciones en pedagogía demuestran que los maestros con la mayor inteligencia son los peores maestros. ¿Por qué? Es porque probablemente ellos han aprendido lo que saben por ver una sola presentación y ya aprendieron. Estos son muy inteligentes. Pero otros maestros no aprenden la primera vez, ni la segunda, ni la tercera a veces. Ellos tienen que ser persistentes y seguirlo aun no viene a ellos tan fácilmente.

Estos “más lentos” maestros ven un principio que tienen que aprender de varias diferentes vistas para aprenderlo, y luego cuando quieren enseñar la cosa, ellos tienen en mente cada vista o aspecto que trataron para aprenderlo y pueden explicar la misma cosa en diferentes formas. Estos son los mejores maestros.

Maestros muy, muy inteligentes se frustran grandemente cuando ellos oyeron algo la primera vez y “aprendió” sin más. Ellos estos maestros dan un principio y si sus estudiantes no agarran los principios “a primera presentación” entonces no saben como cambiar la explicación hasta que entienden.

La Buena Maestra Conoce a sus Estudiantes

Pero la buena maestra conoce a sus estudiantes y está constantemente adaptando a lo que les da por como es más fácil que ellos aprenden.

El temperamento de cada persona es otro factor que la buena maestra manipula. Ella va a construir su clase con esto en mente.

Los eventos de la vida son otros factores que cambia la clase de la buena maestra. Simplemente, ella se interesa en su estudiantes como personas. Habla con ellos sobre lo que está pasando en sus vidas. A veces hay enfermedades, o hay un muerto, o hay divorcio, o hay estrés por otras cosas en su vida, y ella es atenta a escuchar a todo. En cada caso, ella está buscando las Escrituras durante la semana para tener un versículo de guiarles, de consolarles, de animarles. Esto es la interacción que edifica una buena relación entre maestra y estudiante.

Esta buena relación entre maestra y estudiante es la razón principal que los jóvenes y niños siempre quieren a la iglesia cada domingo.

La Buena Maestra sabe Bien como usar o no usar Premios y Castigos

A la verdad, lo que hace una maestra de Escuela Dominical no será más que su propia vida espiritual. Lo que logras en enseñar es un factor de tu propia vida cristiana.

Yo he visto un maestro de jóvenes que tuvo sus propios hijos en su clase dar los versículos que van a aprender de memoria cada de la semana para que SUS hijos ya lo saben antes de llegar a la clase, y los demás no. Luego compra dulces y regala a los estudiantes que memorizaron el versículo y claro a SUS HIJOS recibieron todos los premios. Nadie puede jugar con Dios y su obra y ganarle. Dios ve todo, y Dios juzga todo mal hecho.

He visto maestros que quieren castigar a los estudiantes. Si no aprenden el versículo, entonces tienen 2 más extra (que los demás no tienen que aprender) para aprender para la próxima semana. O sea, si es difícil para tus estudiantes de memorizar a un versículo, ¿vas a castigarles con memorizar más? ¿De memorizar la Palabra de Dios es un castigo? No entiendo el pensar de estas personas.

Pero en fin, usamos premios a veces, y muy, muy poco castigos. Lo peor castigo (si estorba mucho la clase) debe ser que enviar al niño al culto con sus padres. Pero aparte de esto el único castigo que tenemos como buenas maestras es simplemente no llamar en tal niño tan frecuente.

Para los premios, tenemos que entender que 1) queremos premiar buena conducta, 2) no queremos desanimar el estudiante por nunca decir una buena palabra a él o a ella. En el caso arriba del joven que fue castigado con tener que memorizar más versículos, en poco dejó de asistir la iglesia, y finalmente quedó en la cárcel. Yo creo que su maestro de escuela dominical tuvo gran parte de las decisiones de la vida de este joven, y Dios va a enfrentar al maestro por premiar a sus propios hijos y castigar a los demás.

Edificando y no Destruyendo

Tenemos que siempre mantener la norma que todo lo que hacemos en la iglesia es para edificar uno a otro.

1 Tesalonicenses 5:11 Por lo cual, animaos unos a otros, y edificaos unos a otros, así como lo hacéis.

Si siempre edificamos, entonces tenemos que detener todo tipo de conducta de la maestra que destruye al estudiante. De avergonzarle realmente es contraproducente. Recordamos siempre el antro de la Escuela Dominical, es voluntario su asistencia. Aun con padres que esfuerzan a sus hijos a asistir, vienen de malas ganas, no vienen, vienen y se escapan, etc. Tratamos todo esto por motivarles de estar en la clase.

De nuevo, no se puede usar castigos realmente en una escuela dominical. Simplemente no funciona. Tal vez el castigo de no llamar para hablar a un estudiante que causa estorbos es un castigo que sí puedes hacer. Pero no más fuerte. Todos los estudiantes y sus padres están en la iglesia, en la escuela dominical, en NUESTRO ministerio por su propia voluntad. Tenemos que mantener esto muy alto en nuestro pensar y para templar nuestras acciones y palabras.

Dulces y la Escuela Dominical

Mientras que hablamos de esto, muchos maestros quieren regalar dulces a sus estudiantes. No digo que está mal, pero todo con medida y balance. Llega o puede llegar a ser un problema, porque de regalar una vez, van a querer siempre. No van a la Escuela Dominical para dulces, sino para aprender de la salvación y de Jesucristo.

Básicamente, tienes que dar algo a todos. De negar unos cualquier premio es de motivarle de quedarse en su casa el próximo domingo. Es de desanimarles.

Hay unas iglesias que dan más que un caramelo a los jóvenes y niños. El asunto es que no tienen padres que les cuidan en sus casas. No les dan desayuno. Muchos ni comen desayuno nunca. Su primera comida es como las 12.

El ser humano no aprende muy bien cuando tiene hambre. Esto es un punto que no podemos navegar alrededor de ello, sino tenemos que enfrentarlo. También es problema cuando unos si comen y otros no. Pero entonces un pastelito o algo más sustancioso es de gran ayuda.

El principio que queremos enfatizar es que el más grande motivo por hacer lo correcto debe ser el placer en uno que agrada a Dios con esto.

Cómo Prevenir Problemas de Disciplina

La corta respuesta aquí es lo más simple. Solamente tiene estudiantes que son salvos y espirituales, y no habrá mucho problema. Pero la realidad es simplemente, “lo que Dios me da es otro.” Tenemos que hacer lo mejor con lo que Dios te da.

Pero investigándolo más, y meditando sobre estos problemas, ¿De dónde provienen?

1. Hay unos estudiantes que son malos, y vienen para destruir y causar sabotaje.

Juan 10:10 El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Entonces ya sabemos que es un agente del enemigo. Pero también este estudiante tiene un alma, probablemente yendo al infierno que queremos ayudarle encontrar al Salvador y la salvación. Entonces, tratamos pero con astucia. La oración es la clave. Por mucha oración constantemente ofreciendo de semana a semana, se puede vencer el diablo, aun adentro de un joven rebelde. Pero es trabajo. Es labor con sudor.

2. Normalmente, estudiantes van a ser atento a lo que les gusta.

Este punto es tan obvio y tan simple que pasamos por alto, y es para nuestra perdición. Simplemente, si presentas buenas cosas (en su estimación), van a ser atentos. Tenemos que creer a Dios. Lo que Dios ha dicho es cierto, y nuestra fe es que tratamos con es una certeza. Si Dios dice que cada persona tiene que ser salvo, y esta salvación es de nacer de nuevo, internamente, espiritualmente, por el poder del Espíritu Santo, entonces esta fuerza ya están en tus estudiantes salvos. Tal vez más en uno que otro, tal vez hay elementos de su personalidad que estorban en uno y no en otro. Pero allí está. Es de mostrar tu fe de tratar con la clase como esto es cierto.

Entonces, hay elementos en lo que haces que causan la clase de ser aburrido o imposible para los estudiantes. Primero, toda la cosa de problemas de disciplina es un punto de molestar a los demás estudiantes que sí quieren oír. Lo más tiempo, lo más alto la voz, lo más que consume tus esfuerzos y tiempo de tratar con disciplina, lo más que impacta negativamente la clase.

Supongamos que de ignorar totalmente incidentes de mala conducta será lo mejor, y sí, si puedes, mejor dejarlo caer al suelo. Cuando tratas con mala conducta, estás dando atención y enfoque al mal niño. Empieza la clase por darle atención. “Juan, ¿Cómo estás? ¿Como pasaste la semana?” Si ya tiene atención desde las primeras palabras de la clase, es posible que no va a tratar de secuestrar tiempo y atención luego.

Otro punto es que simplemente la maestra ¡ES ABURRIDA!

No sé que decir a esto. Si nosotros como ministros no podemos analizar a nuestras propias vidas y ministerios y corregirlos, nunca vamos a ayudar a otros. Vamos a hacer una fantasma de iglesia y obra de Cristo, no realmente.

Siempre preparas tu clase. Ten un plan de presentación, SIEMPRE. Tal vez tu plan no va a terminar, tal vez vas a tener que tratar con otro asunto. Pero siempre ten tu plan. Sabe bien cuando es necesario de dejarlo y tratar con problemas en las vidas de tus estudiantes.

Varea la voz. Si tu estás animada de lo que estás enseñando, tus estudiantes van a animarse también. Hicieron los pedagogos un estudio de ver los factores de aprender matemáticas para los mejores que hay. En cada caso de un genio en matemáticas, esta persona tuvo un maestro o maestra en su preparación que era bien, bien animado sobre la matemática. Por su ánimo, este estudiante se aceleró en la materia.

De nuevo, ¿Quieres enseñar muy, muy bien y tener buenos cristianos como producto de tu clase? Entonces TÚ SÉ BUEN CRISTIANA. De la profundidad de tu alma espiritual, vas a compartir esto “por magia” a tus estudiantes. No, no es por magia. Actualmente es espíritu hablando a espíritu, alma a alma. La materia es discusiones de la Biblia, pero lo espiritual se traspasa de maestro a estudiante, y realmente, no sabemos muy bien cómo esto sucede. Te exhorto de estudiar y leer varias veces este folleto. Allí es parte de la respuesta.

El ánimo de la maestra sobre enseñar, sobre sus estudiantes (su compasión para ellos), y el esfuerzo y esmero que ella pone en su clase todo va a causar su éxito, o su derrota. Desafortunadamente, no vemos ninguno de los dos inmediatamente. Cuando veo niños y jóvenes que vienen a nuestra escuela dominical, y luego dejan las cosas de Dios totalmente, y llegan a tener un fracaso moral total en sus vidas, allí identificó un derrota. Cuando veo un joven que crece a ser adulto, y en nuestra iglesia u otra iglesia de buena doctrina, sigue la persona creciendo espiritualmente y sirviendo a Señor, allí veo un éxito.

3. Por la edad, tienen atención limitada.

Estamos tratando con personas que no son adultos. Y hoy en día ni los “adultos” (los que tienen mayor edad) son muy buenos en ser atentos por mucho tiempo. El largo de atención de adultos es raramente más que 20 minutos, y niños como 6 a 8 minutos. Si la clase dura una hora, entonces debemos tener 8 a 10 unidades de tiempo más o menos de 6 a 8 minutos. De ejemplo, 1 unidad para introducción, ¿Cómo está tu semana? ¿Alguien tiene noticias? ¿Cumpleaños? anuncios, recordatorios de la semana pasada, etc.

Pero para el segundo periodo, debes planear que se cambia por unos 6 a 8 minutos. Cada maestra tiene que aprender de sus estudiantes particulares, y empezar a ajustar su plan de clase para los que tiene. Es muy importante que la maestra cuida unas notas mentales. Juan tiene muy corta atención. Entonces en 4 minutos, haz una pregunta a Juan. Etc.

Pero debes varear las actividades. Lea de la Biblia o cuenta la clase por 8 minutos. Parar esto y repartes hojas para colorear, o paras y haz unas preguntas para ver si están entendiendo. Toma una unidad de tiempo en medio de enseñanza principal para memorizar un versículo muy importante. Enseña más, y luego repasa el versículo. Canta un canto. Reparte pastelitos. Todas estas cosas ayudan para que el tiempo se mueve muy rápido. No te detienes en nada más que 10 minutos a la vez.

Entre todos estos elementos, recuerdas que tu misión principal es su salvación. Enseña 8 a 10 minutos de la lectura de la Biblia. Al punto exacto de que un carácter de la Biblia en tu clase hizo algo que demuestra su fe y relación con Dios. Toma una pausa y transición a otra unidad de tiempo. Preguntarles ¿Por qué hizo así? Enfatiza su fe en Dios y en la Palabra de Dios. Haz un breve discusión entre ellos para que ellos puedan revelar sus entendimientos sobre la fe.

Así puedes planear tu clase, y es interesante. Siempre tienes una unidad o dos extra. Estos serán como colorear otra página, o discusión de un punto, o dejarles hablar de lo que quieren. Si la clase va largo, no tienes que usar lo de extra. Si la clase se hace corta, usas estos.

4. Usas Gráficas y Manualidades

Si tus estudiantes tienen menos que 12 años, entonces se llama la atención a ellos gráficas y cosas que ellos pueden hacer con sus manos. No lo hagas muy complicado. Pero usa cosas que pueden llevar a la casa.

En nuestro día, se puede agarra imágenes del Internet y imprimirlas y ayuda en mantener la atención.

Sé Humilde y Manso como Maestra

En el libro por James, tiene una sección aquí en el deporte del maestro. Un siervo de Dios debe ministrar siempre en una actitud humilde y mano.  Veo yo varios aspectos aquí. Primero, tus estudiantes van a aprender de ti, pero para ser COMO ERES TU. No hay lugar en la cruz para el orgullo y la jactancia. No predicamos a nosotros mismos, sino a Cristo. La “plataforma” de la clase no es un escenario donde jactamos a otros de nuestras vidas, ni de nuestros talentos, logros, opiniones, etc. Es para comunicar el mensaje de Dios.

Aunque sí es cierto que tus estudiantes van a formarse en un molde según tu carácter, tu carácter debe ser en imitar a Cristo. Jesús era manso y humilde, y esta es la presentación que seguimos de Cristo. Tu actitud siempre es uno de un humilde siervo, y no somos nada.

Tu Actitud no puede mal afectar tu Autoridad

Hay humildad, pero hay cristianos que toman este punto de entregarse las doctrinas de Dios para acomodar a cualquier otro. NO. Porque somos humildes y mansos, no es decir que no vamos a mantener firmes en la doctrina de Cristo. Tenemos que tener tenacidad para siempre ser bíblicos.

De otra manera, unas maestras llegan a “identificarse” tanto con sus estudiantes que no son como Cristo, pero como el mundo. O sea, con jóvenes, tratan de imitar las modas y peculiares aspectos de los emos o liberales jóvenes para ganarles. Esto destruye su autoridad como ministro de la Cristo.

Sé Persistente Siempre

Dios no nos hace el ministerio fácil en la mayoría de los casos. Tenemos que trabajar duro, y sufrir muchos tiempos que no se ve logros. Esto es porque por nuestros esfuerzos en servir a Dios, Dios nos premia según nuestros esfuerzos.

Muchos siervos de Cristo falla, desmayan, y entregan el ministerio por razones o defectos en ellos mismos.

  1. La naturaleza del ministerio es una de harto entrega, compromiso, y sacrificio con poca fama.
  2. La crítica de otros de qué tan inútil es el trabajo de maestra.
  3. Algunos critican elementos de su ministerio, como las normas personales que uno tiene que llevar, la necesidad de ser evangelista siempre, etc.
  4. Unos ven que no hay siervos iguales a ellos en su nivel en la sociedad, o educación, o estatus en la vida.
  5. El matrimonio ha terminado el servicio de unos.
  6. El simple requisito de constancia, fidelidad, y obligación ha causado a unos de entregarse su ministerio.
  7. El requisito de ser puntual cada domingo ha causado a otros de no sacrificar.
  8. El deseo de dormir tarde domingos en lugar de servir. Si tienes un accidente de auto a las 8 de la mañana domingo, y vas a hospital, ¿Que tal los doctores que se quedaron en la cama en lugar de ir a trabajar?

Satura tus Labores con Mucha Oración

Tal vez la falla fatal para cualquier ministerio es la falta de oración. Pero vamos a ser muy sincero. Casi no hay ministros que realmente creen en la oración. Sí, todos oran, pero muy, muy pocos actualmente que la oración es el requisito para éxito en su ministerio. Para creer esto, uno busca tiempos de orar, y satura su ministerio con las lágrimas de peticiones a Dios.

A ver, si realmente crees en la oración, entonces tu creencia y práctica es que sin orar, ¿no vas a lograr nada? ¿Es tan importante la oración que esto puede causarte de entregar el dormir más, el ver la televisión o celular para gastar otras horas en oración? ¿La oración es tan esencial y clave en lo que estás haciendo que ruegas a unos amigos de entrar contigo para orar?

FORMA de enseñar

Más Artículos desde James Guía para Maestros


Buena Materia para Predicadores #1

  • El Pastor: El Intercesor Espiritual
  • Cien Pasajes Esenciales para Predicar
  • Requisito para Pastor: Amable y Apacible
  • a Duración del Sermón
  • La Importancia de Exposición en Predicar
  • Predicación eficaz 1
  • Preparación y Presentación de Sermones 38 pgs
  • ¿A Qué Le Temes? No Calles Más, Predica La Palabra De Dios
  • Cox Claridad en Predicar
  • El Patrón Divino en Enseñar Moralidad
  • Cómo elaborar sermones eficaces
  • Análisis de Sermones
Haz clic en la foto para ver la lista completa con vínculos a las entradas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).



Buena Materia para Predicadores #1

  • El Pastor: El Intercesor Espiritual
  • Cien Pasajes Esenciales para Predicar
  • Requisito para Pastor: Amable y Apacible
  • a Duración del Sermón
  • La Importancia de Exposición en Predicar
  • Predicación eficaz 1
  • Preparación y Presentación de Sermones 38 pgs
  • ¿A Qué Le Temes? No Calles Más, Predica La Palabra De Dios
  • Cox Claridad en Predicar
  • El Patrón Divino en Enseñar Moralidad
  • Cómo elaborar sermones eficaces
  • Análisis de Sermones
Haz clic en la foto para ver la lista completa con vínculos a las entradas.