Aprendiendo por la Lectura

Aprendiendo por la Lectura son puntos sobre enseñar por medio de explicar puntos en una materia, en nuestro caso, por la Biblia. Esto es un sermón o clase.

Mi inspiración por esta entrada es tomado por Gangel “24 Métodos para Mejorar tu Enseñanza” capítulo 2.

Sobrevista del método de lectura

Alguien describió esto así, “Educación por pura lectura es el proceso donde los apuntes del maestro se traspasa a los apuntes del estudiante sin pasar por la cabeza de cualquiera de los dos.” Muchas veces esto es la verdad. Pero en el caso de la iglesia, no toman apuntes, entonces se va a nada, al nulo. Es un milagro que alguien sale de un culto y recuerda cualquier cosa del sermón o enseñanza por la noche del mismo día. En Bob Jones Universidad, oí un comentario por un maestro en su clase, que hicieron unos estudios de universitarios sobre la retención de materia (no en esta universidad, pero nacional). No recuerdo las cifras exactas, pero era como 60% de retención terminando la clase (si tomaron apuntes escritos, si no, como 20%). Al fin de día, como 30%, y por la próxima semana, como 5% es lo mejor que puedes esperar.

Entonces, esto es en un ambiente de clases formales y examines al final, y con el motivo que estos jóvenes estaban preparándose para una vocación en que lo necesitaba esta información. ¿Qué tanto retiene nuestra gente en la iglesia? ¿Qué tanto puedes esperar de niños y jóvenes? Entonces, con las historias de Abraham, Moisés, David, Saúl, etc. pueden retener algo muy general, pero la mayoría va a “pasar por las grietas” antes que se levantan para salirse.

Moralidad enseñado con Éxito

La solución parcial para esto está en la misma Biblia. Los maestros de moralidad enseñan moralidad por su propio ejemplo puesto en exhibición por su propia vida. Los maestros necesitan ser buenos cristianos con vidas ejemplares. No queremos divorciados o gente en matrimonios que están rompiendo o en luchas y peleas entre sí enseñando a nuestros niños o jóvenes. Lo que enseñaría es un desastre.

Pero aunque la mayoría de los maestros no creen ni se fijan es que su vida como un buen cristiano va a añadir probablemente la mitad de lo que sus estudiantes van a llevar. No recordarán ni uno de las clases que tu enseñas, pero recordarán tu persona, cómo eres, cómo conducías tu vida enfrente de ellos, y este pieza de oro van a recordar hasta que mueren. Entonces, arregla bien tu vida porque es lo más valiosa cosa que puedes compartirles.

Pero sin duda, los estudiantes sí aprenden por la lectura, por poco, y estos que están atentos, o sea, que se prestan.

Usando la Lectura de Materiales

El método de lectura es lo mejor método para compartir mucha información en poco tiempo. Pero vamos a ser honestos, ningún estudiante ni jóvenes ni menos niños toman apuntes de la clase en la clase. Simplemente es muy raro de ver esto. Tampoco nuestras clases son orientadas hacia esto.

Pero pregunta a cualquier persona que pasó por la universidad si tienen apuntes de una de sus clases, y probablemente sí tiene todavía aunque no los leen. Pero si la clase era de religión o educación, tal vez sí revisa a estos apuntes de tiempo a tiempo. Si un profesor hizo parte de los apuntes en una hoja que regalaba a sus estudiantes, muy probable el estudiante que guarda estos apuntes va a tener esta hoja y va a leerla primero de todo.

Entonces, conviene que imprimimos nuestra materia y regalamos a los estudiantes. El requisito aquí es que es compacto, conciso, y muy bien hecho. Ayuda una imagen. Ve mi sitio de folletos (https://folletosytratados.com/ y el presente sitio) por muchos ejemplo de esto. El asunto es que tiene que convencer y/o ilustrar puntos, y el tema tiene que ser algo que personas van a querer a saber más de ello. Poniendo esta información en el Internet, con un vínculo para descargarlo después si alguien quiere regalarlo para otras personas interesadas en la misma tema será genial. Pero hoja regaladas ayuda en aprendiendo por la lectura.

Aprendiendo por la Lectura

Debemos entender unas bases en enseñar. No quiero ser grosero, pero la gente en general son muy torpes, y no piensan. Uno tiene que explicar un asunto en más que una vez, y más que una forma. Información fría y sin moverse es mejor dado en un libro y pide a los estudiantes de leerlo.

Solamente la Biblia puede presumir por la mera lectura en su mente o en voz alta hace algo por sí. En el caso de clases de escuela dominical, sabemos que la lectura de la Biblia poco a poco va penetrando a su alma. Esto es porque Dios promete esto por el Espíritu Santo. Esto es porque es prohibido en aulas de hoy de leer la Biblia o citar la Biblia en las escuelas públicas.

Pero la lectura debe ser igual una presentación como o similar a un sermón. Debe haber un punto o aplicación a ella. Aprendiendo por la lectura debe enseñar por objetivos.

Pero debemos orquestar la clase bien. Muchos detalles de información deben estar escritas en el libro o en apuntes que el maestro regala a los estudiantes. La presentación debe tener uno o más objetivos que usa esta información fría para convencer el estudiante en un asunto. En la iglesia enseñamos religión. Denunciamos las religiones falsas que no se basan en la Biblia, ni menos en los principios de la Biblia bien interpretados. También sabemos que estas falsas religiones y sectas no quieren la moralidad entre su gente, sino que están “ocupando” el lugar, tiempo, y esfuerzo de una verdadera iglesia en cambiar la moralidad de sus miembros.

En lugar de esto, hacen una dictadura donde simplemente la solución es “obedecerme.” No ven que el entender, viendo lo que Dios manda y entendiendo los principios morales atrás de lo dicho, vienen del carácter de Dios. Entonces, una buena clase de escuela dominical es una en que vamos al carácter de Dios y seguimos la línea a sus mandamientos y luego aplicación personal en nuestro día y en las vidas de nuestros estudiantes. Solamente así agradamos a Dios.

Los Problemas del Aprendiendo por la Lectura

Aprendiendo por la Lectura tiene sus problemas o desventajas igual con otros métodos. El buen maestro tiene que fijarse cuando usa esta método. Su problema principal es que se presta a ser aburrido. Además es altamente secuencial, entonces si el estudiante falta una sola clase, se pierde grandemente después.

Un buen maestro puede fijarse cuando está perdiendo sus estudiantes. Son distraídos. Jóvenes muchas veces no regresan si el maestro es aburrido. Niños pequeños llegan a hacer disturbios a la clase. Quieren irse.

Solución

Todo esto resuelve en la mayoría de los casos con el maestro haciendo su presentación mejor. El buen maestro evita el aburrimiento por usando imagines o cambiando el tema.  Es buena práctica de preguntar a un niño distraído que piensa sobre un punto. También el maestro puede cambiarse de posición, levantarse y caminar en la aula, y puede hacer una actividad planeado para más luego en la clase.

Suele a mencionar que en unos casos, el estudiante puede estar pasando tramas de la vida, la muerte de alguien o aun de su mascota, enfermedad del estudiante, cansancio del estudiante, u otras razones porque está distraído, u en estos casos, una pregunta simple, “¿Qué esta estorbándote?” ayuda para ubicarse. Déjeles en sus pensamientos o ponles a hacer algo, aun dormir.

  • Estudia Salmo 119. Es largo pero explica en detalle porque aprendemos la Palabra de Dios.

Más Ayudas para Maestros


Entradas relacionadas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Lista email forma de inscripción


 

Recibirás un email con un vínculo para cada nueva entrada (también para entradas viejas que son actualizadas o cambiadas).



Alcoholismo y el Cristiano v3
Un estudio de 38 páginas, sobre alcohol y su uso en la Biblia, y lo que el cristiano no debe hacer.