mar 142012
 

Este sitio es un servicio para todos los maestros de escuela dominical allá en el mundo, y para las iglesias que quieren buena doctrina y buena enseñanza. En este sitio encontrarás material sobre cómo enseñar la Biblia, tanto materiales, ayudas, y otras cosas para ayudarte en tu ministerio de enseñar la Biblia.

Este sitio es para maestros de escuela dominical para adultos, jóvenes, intermedios, y niños. La sección de niños todavía no es muy desarrollada, pero estoy trabajando en ello.

¿Quién escribe este material?

Soy pastor David Cox, Bautista fundamentalista, y la mayoría de este material es dirigido para mi propia iglesia, Iglesia Bautista Fundamental de Tlahuac. Aunque somos Bautistas, muchos otros grupos encontrarán que el material aquí es simplemente bíblico, y bien pueden usarlo. O sea, las ayudas cómo enseñar es muy buena pero no tienen nada de ver con nuestro ser bautista. Las clases de jóvenes se tratan problemas de jóvenes ni modo que denominación eres.

Este sitio es un proyecto en proceso, que quiere decir, que estoy enseñando a mi iglesia, a mi gente, y a mis maestros de escuela dominical, y comparto con el mundo lo que nosotros producimos para la gloria de Dios. Úsalo libremente, pero por favor, haz vínculos a este material y no lo copia a otros sitios.

Para ver material reciente subido y el porvenir…

%RecentPosts%

%UpcomingPosts%

edj 02-06 Mundanalidad

 EDJ02  Comentarios Desactivados en edj 02-06 Mundanalidad
may 202015
 

Mundanalidad y la juventud cristianaMundanalidad
Siendo como el Mundo y no como Jesucristo

Por David Cox © 2014

Revisión gramatical y redacción: Luis Flores E.

Escuela Dominical Serie 2, Número 6
http://www.maestro-de-escuela-dominical.com

1 Cor 3:1 ​De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?

La Biblia toca los dos estados básicos de las personas, salvos e inconversos. Los inconversos irán al infierno, y los salvos al cielo. Pero un salvo, o un hijo de Dios, tiene algo que le distingue de los demás. Lo que pasa es que hay inconversos que no quieren ir al infierno sino al cielo, pero a la vez, no quieren entrar completamente a la salvación. Para ellos es demasiado entregar su vida completamente a Cristo. No quieren ir al infierno, quieren andar en las cosas del mundo. Stg 4:4 ​¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Dios ve este tipo de personas con un corazón “adúltero”, es decir, se compromete con una mujer en una relación, y luego va y sigue a otras como si no tuviera compromiso con la primera. Debemos ser muy claros, ¡SER SALVO IMPLICA UNA OBLIGACIÓN Y UNA RELACIÓN CON JESÚS! Si no buscas a Jesús con todo tu corazón, no eres salvo. Mat 22:36 Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? 37Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Continue reading »

Bibliologia (Doctrina de la Biblia)

 Para Adultos-Series  Comentarios Desactivados en Bibliologia (Doctrina de la Biblia)
may 062015
 

escuela dominical bibliologia doctrina de la BibliaBibliologia

La Doctrina de la Biblia (bibliologia)
Por Middletown Bible Church

Esta clase para adultos consiste en 13 estudios sobre Bibliologia, o la doctrina de la Biblia. Yo (Pastor David Cox) adapté este material de Middletown Bible Church, básicamente usándolo tal como está, nada más formateado el libro para imprimir y usar en nuestra escuela dominical para adultos.

Continue reading »

EDI 01-02 Abraham: Formando la Fe

 Para intermedios  Comentarios Desactivados en EDI 01-02 Abraham: Formando la Fe
abr 292015
 

Escuela Dominical Abraham Formando la FeAbraham: Formando la Fe

Abraham Fe formando

Por David Cox © 2010

Abraham salió de su hogar sin saber a donde iba. La fe no es de saber todos los detalles de las cosas, y como va a llegar a tu posesión, sino es de confiar en la persona que promete y que Él sabe como y tiene el poder de cumplir con sus promesas.

La fe es algo que tiene que crecer. Desde la primera promesa, hay una relación de confianza que se manifiesta más y más y es como la fe crece. Aunque Abraham tuvo fe, su fe no era madura como Dios quiere de uno. Abraham tuvo que andar en fe, demostrando día por día, experiencia por experiencia la realidad de lo que creía. Por esta razón Dios hizo un pacto con Abraham.

Gen 17:1 Era Abram de edad de noventa y nueve años, cuando le apareció Jehová y le dijo: Yo soy el Dios Todopoderoso; anda delante de mí y sé perfecto. Y pondré mi pacto entre mí y ti, y te multiplicaré en gran manera. Entonces Abram se postró sobre su rostro, y Dios habló con él, diciendo: He aquí mi pacto es contigo, y serás padre de muchedumbre de gentes. Y no se llamará más tu nombre Abram, sino que será tu nombre Abraham, porque te he puesto por padre de muchedumbre de gentes. Y te multiplicaré en gran manera, y haré naciones de ti, y reyes saldrán de ti. Y estableceré mi pacto entre mí y ti, y tu descendencia después de ti en sus generaciones, por pacto perpetuo, para ser tu Dios, y el de tu descendencia después de ti. Y te daré a ti, y a tu descendencia después de ti, la tierra en que moras, toda la tierra de Canaán en heredad perpetua; y seré el Dios de ellos. Dijo de nuevo Dios a Abraham: En cuanto a ti, guardarás mi pacto, tú y tu descendencia después de ti por sus generaciones.

Abraham tuvo que desarrollar su fe (su confianza) en Dios. Dios quiso ponerlo a prueba, que se viera por la vida qué tan real eran las promesas de Dios para Abraham. Un pacto es un acuerdo entre dos personas, donde hay una relación de confianza, que uno promete unas cosas, y para obtener estas cosas, el otro cumple en una forma.

Dios hizo pacto con Abraham. Este pacto se edifica sobre una relación con compromisos y privilegios de las dos partes. Abraham disfrutaba de la bendición de Dios aquí en la tierra, y allá en el cielo porque tuvo fe y confianza en Dios, y en la persona de Dios. Las obras no son lo que establece esta relación sino la fe y confianza uno en el otro.

Dios les prometió a Abraham y a Sara de que ellos tendrían un hijo quien sería a heredero de todas las promesas de Dios a Abraham. Abraham tuvo 99 años de edad (Gén 17:1) y Sara tuvo 90 años de edad (Gén 17:17). Físicamente las mujeres dejan de poder tener hijos a la edad de los 50 años más o menos. Entonces Sara había perdido el poder humano de tener un hijo ya hacía 40 años cuando Dios dijo que Sara iba a embarazarse. La fe es de creer y aceptar como ya hecho por la alta credibilidad y confianza en quien promete, no en la posibilidad o imposibilidad de la cosa prometida. Abraham “se rió, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir?” (Gén 17:17) Isaac significa “reírse”. Aunque Abraham es reconocido en la Biblia por su fe, en este punto de la vida, todavía no había desarrollado y crecido tanto su fe. Dios tuvo que hacer unos problemas y crisis de su vida, para que Abraham tuviera experiencias donde ejerciera, y creciera su fe. Este es el método que Dios usa para causar a nuestra fe de madurar, crecer, y formarse completamente.

Sal. 37:3 Confía en Jehová, y haz el bien; Y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. Encomienda a Jehová tu camino, Y confía en él; y él hará.

La verdad es lo que es Dios. Es buen carácter moral visto primero en el carácter de Dios, que luego debemos imitar en nuestras propias vidas. (Ef. 5:1 “Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados.”)

Pero por todo lo humanamente imposible que era para Sara y Abraham de tener un hijo a esa edad, lo pasó. Esta experiencia de sus vidas nos es dada por Dios para que la tomemos en cuenta, y que tengamos fe también. Lo que Dios quiso de Abraham y Sara es que reconocieran el poder y bondad de Dios, y que creyeran en ello.

La fe es cuando uno declara de su corazón que Dios es verdad, y “el Señor es mi AyudadorHebreos 13:6. (Ver 1 Crónicas 12:18 “Dios te ayuda”). La fe es cuando uno vive esta declaración de su fe por como ordena las acciones y actitudes de su vida. La oración es cómo uno consigue el favor de Dios, como uno obra para que Dios dé lo que uno quiere. A veces estamos equivocados en qué cosa es buena para nosotros, y peleamos con Dios por una cosa que queremos, pero luego Dios nos muestra por su Palabra, o en la misma oración, de dejar de querer tal cosa.

La fe es algo que muere rápido si no tiene alimento espiritual. Como cualquier músculo físico, sin ejercerlo, se disminuye, y llega a morir totalmente. Entonces la fe tiene que declararse. Tiene que manifestarse en nuestras vidas para crecer, y si no usamos la fe regularmente y mucho, se desaparece. Para que funcione la fe, tenemos que creer en la bondad de Dios en ayudarnos en nuestras vidas, y usar la fe en Dios para mejorar y cambiar nuestras vidas. La fe llega a ser la fuente de fuerza espiritual, moral, emocional, y corporal. Es por la fe en Dios que vivimos, y podemos seguir día a día.

La fe en sí misma no es fe. La fe no es una fuerza impersonal separada de la persona en que confías, o sea, Dios. La fe en sí misma es la brujería, que por ser obstinado y fuerte de voluntad, nosotros mismos podemos. Entonces esta fe que salva el alma y abasta la vida con buenas cosas, y cambia toda maldad a ser aguantable, esta fe está en la persona de Jesucristo Dios.

Heb 11:9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; 10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

Abraham creyó que iba a recibir una herencia (Hebreos 11:8) pero no en este mundo, sino en el cielo. Heb 11:39 Y todos éstos, aunque alcanzaron buen testimonio mediante la fe, no recibieron lo prometido;

edi 01-01 Fe de Abraham

 Para intermedios  Comentarios Desactivados en edi 01-01 Fe de Abraham
abr 222015
 

Escuela dominical la fe de AbrahamLa Fe de Abraham

Por David Cox © 2010

Rom 4:1 ¿Qué, pues, diremos que halló Abraham, nuestro padre según la carne? Porque si Abraham fue justificado por las obras, tiene de qué gloriarse, pero no para con Dios. Porque ¿qué dice la Escritura? Creyó Abraham a Dios, y le fue contado por justicia. Pero al que obra, no se le cuenta el salario como gracia, sino como deuda; mas al que no obra, sino cree en aquel que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.

Abraham es reconocido y recordado por su fe. La fe es una actitud de una persona, donde la persona cree en algo tan fuerte que piensa y actúa como que es real. Toma la palabra de otra persona como que ya es hecho aunque todavía no se ve que es hecho. O sea, la fe entra ante de que una cosa llegue a ser realidad, pero la persona cree, confía, y actúa como que ya es un hecho. La fe también habla muy específicamente de la calidad de confianza. Es porque la persona quien promete es tan fiel y confiable, entonces la persona que tiene la fe también tiene confianza en él.

Este pasaje en Romanos nos explica que no es lo que Abraham hizo lo que agradó a Dios. Las obras no cuentan delante de Dios, sino es lo que cree que le causa a instalar e insistir, lo que dice y hace, porque “cree” que así es la cosa. Abraham creyó la Palabra y la promesa de Dios, porque confiaba altamente en Dios. Tuvo la actitud de que lo que Dios dice es confiable, porque debemos de tener completa confianza en Dios.

Heb 11:8 Por la fe Abraham, siendo llamado, obedeció para salir al lugar que había de recibir como herencia; y salió sin saber a dónde iba.

Todo el punto de tener fe, es porque no ves la realidad de la promesa todavía, está porvenir. Entonces Abraham oyó el mando de dejar la estabilidad y buena vida donde vivía, e irse a otro lado donde Dios iba a indicarle. No supo adónde iba. Esto no era importante. Lo importante es que Dios es confiable. Lo que Él nos manda, Él respalda sus mandamientos con la sabiduría eterna de Dios, y además, Dios tiene el poder para ayudarnos. Pero Dios no llevó a Abraham a Jerusalén por medio de unos ángeles, e inmediatamente estaba allí. Dios quiso ver la fe de Abraham, si la tenía, y cómo era (fuerte o débil). Dice Hebreos 11:8,Por la fe Abraham siendo llamado, obedeció para salir”. La fe de Abraham era grande, y era real, y Dios puso a Abraham a prueba para ver si de veras su fe era de tal grado que arriesgara toda su vida para obedecerle. Abraham tuvo 75 años (un hombre viejo) cuando empezó su nueva vida (Gén. 12:4). Aun las obras o las acciones sin nuestro corazón no sirven para con Dios, la obediencia del corazón, porque confiamos en Dios, en qué Él es bueno y sabio, esto sí sirve delante de Dios. Para Dios, no es tanto lo que haces, sino lo que haces y la razón o el motivo de tu corazón que está atrás de lo que haces. Hay niños quienes obedecen a sus padres porque sus padres les insisten, y les insisten para limpiar su cuatro, llevar la basura, etc. Pero aunque el niño hace lo que su padre le pide, no es tanto que le agrade al padre esto. Lo que sus padres quieren ver es la obediencia del corazón por el amor y la confianza que el niño tiene en sus padres.

Dios mandó a Abraham, y cuando una autoridad manda, no hay opciones. Obedeces o desobedeces. Pero el mandamiento era simple y sencillo, “levántate y anda.” Dios es así. Sus mandamientos son simples, y son fáciles de obedecer. Pero el problema es que en lugar de confiar en que Dios sabe lo que hace cuando nos manda, nosotros no confiamos realmente, y no tenemos fe en Él.

Núm. 23:19 Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará?

Dios no es una persona quien promete algo, y no cumple con lo que ha dicho. Dios es altamente fiel a sus dichos y promesas (y cumple con sus amenazas).

Hebreos 11:8 dice Abraham “salió sin saber a dónde iba.” Esto es fe. Es de moverse en obediencia sin ver o requerir saber todos los datos. Es de actuar aunque no tengas idea como va a salir todo realmente. Simplemente porque confías en la otra persona, tomas por cierto, que eso va a salir bien.

Rom 8:28 Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Sabemos que si de veras amamos a Dios, todas las cosas en nuestra vida obran para nuestro bien. Esto es cuando hay buenas cosas que pasan, pero también Dios usa las malas cosas, las calamidades, las enfermedades, los contratiempos, los trabajos extra, los problemas, y aun los sufrimientos y enfermedades que sufrimos. Todo esto es de la mano de Dios obrando en nuestras vidas para que nos salga bien.

Heb 11:9 Por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; 10 porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios. 11 Por la fe también la misma Sara, siendo estéril, recibió fuerza para concebir; y dio a luz aun fuera del tiempo de la edad, porque creyó que era fiel quien lo había prometido. 12 Por lo cual también, de uno, y ése ya casi muerto, salieron como las estrellas del cielo en multitud, y como la arena innumerable que está a la orilla del mar. 13 Conforme a la fe murieron todos éstos sin haber recibido lo prometido, sino mirándolo de lejos, y creyéndolo, y saludándolo, y confesando que eran extranjeros y peregrinos sobre la tierra.

A fin de cuentas, Abraham tuvo fe en Dios, que todo lo que pasara en esta vida aquí en la tierra era temporal, pasajero. De tener fe no es necesariamente de recibir todo lo que uno desea aquí en la tierra, sino de fijarse en las promesas y bendiciones de Dios en el cielo. Lo que realmente Abraham esperaba y ansiaba para obtener era de irse al cielo para convivir con Dios. Esto es el motivo atrás de toda la historia de su vida. No es obedecer aquí, o no obedecer allá, las reglas, los mandamientos, nuestro cumplir o no cumplir. Nuestra relación y compañerismo con Dios son lo más importante el motivo atrás de todo. Con tus padres, no es tanto que le tiras la basura o que limpias tu cuatro. Los mandamientos o quehaceres no son tan importantes realmente. Lo que es importante es que eres parte de sus vidas, que tienes familia con la cual participas en las actividades, y tienes compañerismo con tus padres y lo demás. Esto representa una relación de amor en que pueden pedirte de cooperar, y tanto tú cooperas con ellos, que ellos te proveen y te ayudan. Así es con Dios.

edi s01n01La salvación entonces es un concepto que es un lugar (el cielo), y es un lugar donde está alguien (Dios). Pero esto realmente no es muy buen concepto de la salvación si es nada más esto. La salvación realmente es de ir a donde vive Dios para convivir en comunión y compañerismo con Él. Es de formar parte del ambiente celestial que está alrededor de Dios. Somos parte de los redimidos de Dios, conviviendo con Dios. Fíjate que la salvación viene por esta fe y confianza en esta persona de Dios. Esta fe es de confiar altamente en Él. Es de creer y actualmente actuar como si las promesas son realidades. Es de vivir como si todo lo que Dios promete o amenaza fuera realidad. La realidad de la Palabra de Dios en nuestras mentes, corazones, y parecer nos afecta tanto que tomamos todo esto como realidad. Así es cuando Dios se agrada con nosotros, y nos salva por nuestra fe.

edj 03-07 Jovenes Videojuegos

 EDJ03  Comentarios Desactivados en edj 03-07 Jovenes Videojuegos
abr 152015
 

Tema: jovenes videojuegosjóvenes y videojuegosJuegos Electrónicos
y de Fantasía

Por David Cox © 2015

Escuela Dominical Serie 3, Número 7
www.maestro-de-escuela-dominical.com
Esta clase de Escuela Dominical se trata de jovenes y videojuegos.
Tema: jovenes videojuegos

Mat 5:8 Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios.

Casi todos los jóvenes en el mundo juegan un tipo de juego u otro. Piensan, “Si todos hacen esto, no puede ser pecado.” Pero a la verdad, porque algo es popular no es de decir que es correcto. Se puede relajarse, divertirse, y entretenerse sin que sea pecado, esto es cierto. Pero hay consideraciones muy importantes para el cristiano, y debemos usar criteria bíblica para discernir si hacemos algo o no. El punto es de mantener limpio nuestro corazón. Entonces necesitamos el tema de jovenes videojuegos.

Continue reading »

edj 03-08 La Televisión Peligrosa para el Cristiano

 EDJ03  Comentarios Desactivados en edj 03-08 La Televisión Peligrosa para el Cristiano
abr 082015
 

televisión peligrosaTema: Televisión Peligrosa

La Televisión Peligrosa para el Cristiano

Por David Cox © 2015
Escuela Dominical Serie 3, Número 8
www.maestro-de-escuela-dominical.com
Un breve estudio sobre la Televisión Peligrosa, y cómo un cristiano debe protegerse de su mala influencia espiritual en su vida.

Fil 4:4 Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡Regocijaos! 5 Vuestra gentileza sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. 6 Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. 7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 8 Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad. 9 Lo que aprendisteis y recibisteis y oísteis y visteis en mí, esto haced; y el Dios de paz estará con vosotros.

Dios nos manda a controlar y restringir a nuestros pensamientos a solamente las cosas buenas y saludables (espiritualmente hablando). Debemos concentrar nuestros pensamientos en las cosas honestas, justas, puras, amables, las cosas de virtud (de valor positivo en los ojos de Dios).

De ver la televisión es lo mismo que de leer un libro. Hay buenos y malos libros, y no es tanto la actividad que es lo que específicamente que estás viendo, que es el problema.

Prov 13:20 El que anda con sabios, sabio será; Mas el que se junta con necios será quebrantado.

Hay un principio espiritual que debes aprender bien, y siempre recordar.

En esta tema de la Televisión Peligrosa debemos ver el peligro que realmente nos presenta.

Por andar junto, amigos se hacen uno como el otro.

El punto aquí es que puedes escoger tus amigos, pero no puedes parar su influencia una vez que te juntas con ellos. Vas a ser como ellos, y ellos como a ti. Si eres un buen cristiano, un amigo con un mal corazón no va a querer estar contigo, porque tu influencia en él o ella no es lo que quieren. Se rompen la amistad. 2Cor 6:14-17 habla de esta “desigualdad” y nos manda a separarnos de tales amigos o influencias. El fracaso espiritual o éxito espiritual depende en cómo y con quién decides de “andar.”

Sal 101:3 No pondré delante de mis ojos cosa injusta. Aborrezco la obra de los que se desvían; Ninguno de ellos se acercará a mí. 6 Mis ojos pondré en los fieles de la tierra, para que estén conmigo; El que ande en el camino de la perfección, éste me servirá.

Por lo tanto, el cristiano no debe poner ejemplos de maldad enfrente de su vista. Poco a poco, la observación de maldad hará el cristiano insensitivo a la maldad, y con tiempo, se caerá en ello mismo.

2Pedro 2:7 y libró al justo Lot, abrumado por la nefanda conducta de los malvados 8 (porque este justo, que moraba entre ellos, afligía «cada día» su alma justa, viendo y oyendo los hechos inicuos de ellos),

Esto es que cuando uno es constante y abundante expuesto a pecado, y pecado grave es peor, entonces se cauteriza la consciencia (1Tim. 4:2).

Ef 4:19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.

Pero muchos quejan, “yo no estoy pecando por estar con mis amigos que pecan,” o “no estoy mintiendo, matando, o pecando por ver en la televisión estos hechos.”

Mt 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

Jesús percibió esta excusa para “acercarse a la maldad.” El punto que aclaró Jesús es que pecado no es limitado a solamente hechos, sino también uno peca igualmente por los pensamientos, lo que uno deja su mente meditar, pensar, o hacer mentalmente. De ver una mujer y codiciarla en tu corazón, aunque nunca le tocas jamás, es lo mismo de fornicar con ella. El rey David pecó con Bet-sabe después de haber visto a ella desnuda (2Sam 11:2 “vio… a una mujer que se estaba bañando, la cual era muy hermosa.”) Tal vez ella ni estaba desnuda, pero el hecho de acercarse a lo malo, aun de verlo sin actualmente hacerlo, baja las defensas morales de uno, y luego se cae aun lo mejor de cristianos en el pecado.

Por esto vemos buenos cristianos defendiéndose en contra de pecados de la mente.

Job 31:1 Hice pacto con mis ojos; ¿Cómo, pues, había yo de mirar a una virgen?

Cristianos no entienden que malas influencias (1Co 15:33No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.” La palabra “conversaciones” es comunicación o de hacer una interacción con otra persona o cosas.)

¿Cómo debemos protegernos?

Sal 1:1 Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado; 2 Sino que en la ley de Jehová está su delicia, Y en su ley medita de día y de noche.

El obediente cristiano ni busca ni acepta a compañeros que andan en la maldad. Sal 119:63 “Compañero soy yo de todos los que te temen Y guardan tus mandamientos.” El punto aquí es que tienes que enfocar tu vida en servir y obedecer a Dios, y no en disfrutar los pecados del mundo.

Sal 26:1 Júzgame, oh Jehová, porque yo en mi integridad he andado; He confiado asimismo en Jehová sin titubear. Escudríñame, oh Jehová, y pruébame; Examina mis íntimos pensamientos y mi corazón. 3 Porque tu misericordia está delante de mis ojos, Y ando en tu verdad. 4 No me he sentado con hombres hipócritas, Ni entré con los que andan simuladamente. 5 Aborrecí la reunión de los malignos, Y con los impíos nunca me senté.

Cuando te sientes a ver la televisión, y hay un desfile de pecado de un tipo tras el otro, ¿No estás sentando con los impíos? Dios tiene en mente de que no debes estar viendo a otros pecar igual que no debes pecar actualmente. Satanás sabe que es difícil de hacer un buen cristiano pecar, entonces tiene que cauterizar la consciencia (hacer el pecado no ser nada extremo o sorprendente) antes que el se cae en ellos. Si uno estar viendo pornografía u homosexualidad y lesbianismo, le hace más fácil de aceptar hacer lo que ve en su propia vida. Por esto, debemos solamente meter lo bueno enfrente de nuestros ojos, y no lo malo. Esto se extiende de físicamente estar presente con malos amistades, a oír (por hablar, por escucha en el radio, por leerlo) o por verlo en la televisión.

Tema: Televisión Peligrosa

edj 03-07 Mundanalidad: Siendo como el Mundo y no como Jesucristo

 EDJ03  Comentarios Desactivados en edj 03-07 Mundanalidad: Siendo como el Mundo y no como Jesucristo
feb 212015
 

edjs02-06 MundanalidadMundanalidad
Siendo como el Mundo y no como Jesucristo

Por David Cox © 2014

Revisión gramatical y redacción: Luis Flores E.

Escuela Dominical Serie 2, Número 6
http://www.maestro-de-escuela-dominical.com

1 Cor 3:1 ​De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo. 2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía, porque aún sois carnales; pues habiendo entre vosotros celos, contiendas y disensiones, ¿no sois carnales, y andáis como hombres?

La Biblia toca los dos estados básicos de las personas, salvos e inconversos. Los inconversos irán al infierno, y los salvos al cielo. Pero un salvo, o un hijo de Dios, tiene algo que le distingue de los demás. Lo que pasa es que hay inconversos que no quieren ir al infierno sino al cielo, pero a la vez, no quieren entrar completamente a la salvación. Para ellos es demasiado entregar su vida completamente a Cristo. No quieren ir al infierno, quieren andar en las cosas del mundo. Stg 4:4 ​¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios.

Continue reading »

edj 02-05 Rápido y Furioso es el Camino al Infierno

 EDJ02  Comentarios Desactivados en edj 02-05 Rápido y Furioso es el Camino al Infierno
feb 212015
 

Rápido y Furioso
es el camino al Infierno

Por David Cox

Revisión gramatical y redacción: Luis Flores E.

Escuela Dominical Serie 2, Número 5
http://amaestro-de-escuela-dominical.cedjs02-05 Rápido y Furiosoom © 2014

En Noviembre 30 de 2013, el actor Paul Walker de la serie de películas, Rápido y Furioso, murió en un accidente en su auto por exceder el límite de velocidad por doble. Su cuerpo quedó fracturado en exceso, quemado y no encontraron rastros de alcohol en su sangre. Satanás usa las cosas excitantes de moda entre los jóvenes para atraer y atrapar jóvenes insensatos. Intentó lo mismo al tentar a Jesucristo.

Este accidente es un pequeño ejemplo en el mundo juvenil, de los riesgos en la juventud actual, saltan de aviones, suben montañas, paracaidismo, patinaje, ciclismo extremo y otras muchas actividades que hacen subir la adrenalina. Por definición, esto es un tipo de adicción en la que arriesgan su vida. Si no hay alto riesgo, no sirve. Si no hay accidentes, heridas, y no hay riesgo de muerte, no sirve para los jóvenes de hoy.

Mat 4:5 Entonces el diablo le llevó a la santa ciudad, y le puso sobre el pináculo del templo, 6 y le dijo: Si eres Hijo de Dios, échate abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, y, En sus manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. 7 Jesús le dijo: Escrito está también: No tentarás al Señor tu Dios.

Continue reading »